Region Ica

 

Valle de enigmas y buen pisco, dunas e inmenso desierto transformado en campos fértiles por culturas del pasado. Tierra de valles, sol, playas y Reservas Naturales pobladas de una generosa variedad de especies de flora y fauna.

Pueblos de misterio, hogar del pisco, buen vino, música afroperuana y un oasis como la Huacachina, pedazo de vida en el corazón de un manto de arena.

 

Ica es famosa por sus campiñas, centros vitivinícolas; por la calidad de su vinos, encontrándose en esta zona los más importantes productores de vino. Merece destacar la fiesta de la vendimia de Ica, llevado a cabo con gran consumo de vino y cachina. En sus fértiles valles se cultiva el algodón, vid, tabaco y lino. Posee puertos importantes dedicados a la extracción de del atún, bonito y pez espada, de los cuales se producen conservas y harina de pescado.

 

El valle de Ica fue centro de desarrollo de dos importantes culturas prehispánicas, la de Paracas (Pisco) y Nazca (Nazca). Actualmente en la zona de Nazca se pueden apreciar las llamadas Líneas de Nazca, un calendario agrícola de 500 Km2 de extensión, trazados entre los años 100 y 800 de nuestra era, en la pampa de Soccos, cuyo centro principal de esta cultura fue Cahuachi, y son considerados como los mejores ceramistas de América Precolombina. La cultura Paracas, antecesores directos de la cultura Nazca, es la antigua cultura peruana que tuvo lugar en la actual región costero y meridional de Ica, descubierto por el arqueólogo peruano Julio Cesar Tello en el año de 1,927. Esta cultura sobresalió en la trepanación de cráneos (medicina) y el arte textil. Tiempos más tarde, el dominio del Imperio de los Incas en territorio Iqueño se inició durante el gobierno del Inca Pachacutec, el cual favoreció notablemente su desarrollo con la construcción del canal de la Achirana, región que fue llamado Chinchaysuyo.

 

Entre sus principales atractivos turísticos destacan la laguna de Huacachina; donde afloran aguas termo medicinales, El museo regional de Ica, los geoglífos o líneas de Nazca, la Reserva Nacional de Paracas: donde se puede apreciar diversas especies de la fauna marina y accidentes litorales como arcos, farallones é islotes, desde este punto se puede apreciar el famoso candelabro.